Arquitectura, Producto,

Antiroom II, una isla flotante en Malta

Compartir:

El Salone del Mobile de Milán está en pleno auge. El encuentro de diseño a nivel internacional por excelencia abre sus puertas del 17 al 22 de este mes de Abril.

A distancia, casi se puede palpar la intensidad de una semana que promete revolucionar los próximos meses. Novedades y revisiones de diseños ya existentes prometen ser la “comidilla” y la pauta para el diseño del próximo año -o de los años venideros-.

Echando la vista atrás, recordamos este proyecto que en 2015 revolucionó la costa de Malta. Antiroom II es un pabellón construido por Elena Chiavi, Ahmad El Loco, Matteo Goldoni, con la ayuda de estudiantes de diferentes países europeos durante el taller de EASA 2015 Enlaces en La Valeta (Malta).

Antiroom II es una superficie inalcanzable desde el suelo. El acceso a esta pequeña isla flotante, a nado o en barco, la aísla y privatiza, a la par que permite al usuario su uso de forma temporal y limitada. Casi una simbiosis entre su propia durabilidad y sus usos.

La estructura de madera de Antiroom II crea una circunferencia en la inmensidad del mar. Su centro, define una aislada piscina de agua.

Circular, eterno, Antiroom II es una nube flotante en el mar. Un elemento de acceso libre donde poder nadar y descansar. Es la nube que ensombrece el sol en medio del verano, que da un respiro.

Separando de la inmensidad del mar ilimitado, esta estructura de madera es “un cuento que nunca acaba”. Antiroom II es un espacio blanco que flota en el agua azul, como las nubes blancas flotan en el cielo.

Sus materiales y su estructura hablan de cultura mediterránea. Como un Partenón Griego, genera una circulación alrededor del mar, contenido al mismo tiempo por este. Un camino envolvente de columnas y cortinas blancas que recuerdan a la costa mediterránea a la que pertenece.

Sin ornamentos, alejándose de elementos decorativos innecesarios, Antiroom II es una habitación en el mar, un paseo en el mediterráneo.

De prestaciones ligeras y suaves Antiroom II, es un espacio en blanco capaz de flotar y moverse con el oleaje. Pensado para el mediterráneo y su disfrute, pero al mismo tiempo aislado del mar.

“It is true that I do not leave my house, but it is also true that its doors (which are infinite in number) are open day and night to man and animal alike. Anyone who wishes may enter. One will not find feminine extravagance here, nor gallant courtly ritual, just quiet and solitude. Here one will find a house like no other on the face of the Earth. (They who declare that in Egypt exists another similar are lying). Even my detractors admit that there is not a single piece of furniture in the house. Another ridiculous tale claims that I, Asterion, am a prisoner. Need I repeat that there are no closed doors? Should I add that there are no locks?”

The House of Asterion,
Jorge Luis Borges.

 

 

Diseñadora de Interiores, editora, amante de la artesanía y de las líneas mediterráneas. De mente curiosa, rompiendo paradigmas y experimentando con el diseño en ilabyou.

Leave a Reply

Comentarios
TODAVÍA NO HAY COMENTARIOS, ¡NOS ENCANTARÍA QUE AÑADIERAS EL TUYO!