Arquitectura,

CASA C259, una rehabilitación sincera de MARQ Mogas arquitectes.

Compartir:

Casa C259 es un proyecto de rehabilitación de -MARQ Arquitectes- que abraza la edificación existente y potencia su arquitectura a la par que implementa un sistema constructivo contemporáneo.

Siguiendo las líneas del propio estudio, se realiza un trabajo de arquitectura consciente, consecuente y respetuoso.

Leyendo el emplazamiento, las líneas arquitectónicas y la tradición tipológica del propio edificio y de los edificios colindantes, Casa C259 es un proyecto que, desde el respeto, transforma una casa obrera entre medianeras típica de las ciudades industriales de principios del siglo XX.

Sin contar con un valor patrimonial (más que su grado de antigüedad), el estudio de arquitectura centró el carácter de la reforma en potenciar ese sentimiento de lo “desolado”. Esta fusión entre las partes viejas y las nuevas, consigue una convivencia real entre épocas.

“La intención era no borrar el pasado de la casa para que lo nuevo cohabitara con lo viejo”.

La actuación en Casa C259 parte de los objetos que aportan carácter y mantienen la esencia de la vivienda encontrada. La distribución interior prácticamente se conserva intacta y se potencian los huecos como sistema de cohesión entre lo antiguo y lo nuevo. La barandilla oxidada, las carpintería pendiente de restaurar y los techos altos de estructura vista, son en si mismos la base de este proyecto que trata a la vivienda como una exploración de un edificio con orden propio.

Desde la fachada anterior e interior, se realiza un trabajo de exploración y respeto que cuenta con las necesidades de la propia vivienda como finalidad. Desde los usos y las necesidades que la vivienda debe aportar a los nuevos propietarios. Se abre una nueva ventana en la fachada de la calle que respeta las proporciones y los sistemas de construcción. Realizada con madera de eucalipto y con cristales de altas prestaciones, la nueva ventana sigue las proporciones del balcón existente. Esta nueva apertura, también incluyó el uso de las contraventanas y barandillas encontradas. Intervención discreta, que fue posible gracias al óptimo estado de conservación en el que se encontraba la fachada.

En contraposición, la fachada interior presenta un lenguaje moderno, siempre usando como premisas la composición original de este tipo de vivienda industrial.

Su restauración fue inviable dadas las malas condiciones encontradas de la fachada por lo que, manteniendo un aspecto cotidiano y con un lenguaje común, se realizó una fachada completamente nueva.

El uso potenciador de elementos que de forma habitual se encuentran desplazados o se pretenden evitar en las fachadas, como son las bajantes y la chimenea, caracterizan esta fachada que no esconde, si no que se desnuda y muestra sin timidez estos elementos -no tan secundarios- en la día a día de una vivienda.

De líneas sencillas y austeras, contrasta en esta cara de la vivienda el uso monocromático del terracota en paredes y estores frente a una cerrajería oscura para los elementos no-desplazados.

Las relaciones entre interior y exterior se estrechan y se dota a la planta baja y a la primera planta de una mayor relación con el jardín. Una relación que a si mismo se ve interrumpida por unos estores que actúan como una continuación de la pared y que, en el mismo color, bloquean la vista desde el exterior al interior de la vivienda, generando una sensación de “suelo infinito”, como si el propio suelo del patio se expandiese y subiera por los paredes de la vivienda hasta recubrirla.

Esta tipología de casa, estrecha y profunda da lugar a interiores muy lóbregos. Aprovechando la generosidad espacial que nos brindaba la escalera existente, realizamos un lucernario en la cubierta mayor que el entrevigado. Un recorte perfecto en el que valor el expresivo del espacio recae en la textura del sistema constructivo.

En el interior de Casa C259 destaca el uso del blanco como potenciador espacial y de elementos propios de la vivienda anterior que incrementan el valor espacial.

Los contrastes en esta vivienda poco convencional se convierten en el principal valor. El balance entre lo moderno y lo clásico enriquece las diferentes zonas de C259, se abren huecos y se sigue una línea de trabajo desde formas rectas y puras, de carácter mediterráneo y, de colores y materiales nobles.

La luz se convierte en un elemento indispensable. Casi como si se quisiera controlar su entrada desde el día hasta la noche. Así mismo, se juega con la orientación de esta vivienda que, dada su configuración estrecha y alargada, es parcialmente oscura por naturaleza en algunas de sus estancias, y se abren huecos en techos potenciando la entrada de luz natural.

 

Diseñadora de Interiores, editora, amante de la artesanía y de las líneas mediterráneas. De mente curiosa, rompiendo paradigmas y experimentando con el diseño en ilabyou.

Leave a Reply

Comentarios
TODAVÍA NO HAY COMENTARIOS, ¡NOS ENCANTARÍA QUE AÑADIERAS EL TUYO!